No le pongás estos ingredientes a un tamal

Autor: 
Melvin Molina

Quienes siguen mi blog desde hace años saben que soy fan de los tamales, pero en especial de los que hacen en la zona de Guanacaste. De allá es mi mamá y son los primeros que conocí, por eso los amé desde niño y lo sigo haciendo.

Por eso me entusiasmé tanto cuando me llegó un correo a melvin@elsartencaliente.comcon una pregunta acerca de este delicioso tema.

La persona que me escribió quiere cocinar para la temporada navideña unos tamales, sin embargo, se declara confundido sobre qué ponerle y yo como siempre aquí encantado de colaborar.

Como me dijo que se sentía apenado por ser mal cocinero y saber tan poco de tamales voy a reservarme su nombre. Transcribo parte de su correo.

Estimado amigo Sartén Caliente, sé que por estas épocas esperas con ansias esa semejante piña de tamales. Sos un experto en comértela solito, la piña de tamales, por eso acudo a vos para pedirte ayuda.

Quiero hacer en casa unos tamañitos para mamá y los chiquillos. Tengo claro lo básico, que se preparan en hojas de plátano, se usa masa de maíz, vegetales, pero de ahí en adelante me surgen dudas como cuáles ingredientes no debería incluir. He probado muchos tipos, los guanacastecos, los de arroz, los de masa colados, los del Molino Central y más, nunca son iguales.

Ojalá y me podás responder pronto, porque si me demoro mucho en el mercado central me suben mucho los precios. 

Atentamente Coronadeño Tamalero.

Mi querido amigo, me entusiasma tu consulta, porque por estas épocas se cometen atrocidades en la elaboración de tamales que ni a Maluma se lo desearía. Veo que tenés muy claro lo básico para preparar este platillo mesoamericano, por eso me voy a enfocar en los ingredientes que no deberían incluir.

Primero que nada, noto que sos un poco swinger con eso de probar tamales, por qué los queréis probar todos. Pero bueno allá vos.

El primero que te recomiendo mantener tan largo de tus tamales es la ciruela o ciruela pasa. A quién se le habrá ocurrido meter junto a la masa de maíz, los tucos de tocino y el arroz una ciruela. Será que estaba pensando que si le causaba estreñimiento por grasoso al meterle una ciruela adelantaba un poco para ayudarle con la digestión. Qué alguien me explique.

Y cuidado si alguien te quiere meter el cuentazo diciendo que tal vez ciruelas no, pero sí con pasas, que es pan con lo mismo.

Hay otro ingrediente que siempre me desconcierta: La aceituna. Otra vez, un mínimo de historia para explicar el por qué. Los tamales son un producto mesoamericano (de la mitad de México hasta la parte norte de Costa Rica mi Coronadeño Tamalero), tiene más de 6.000 años de historia, mientras que la oliva es una frutilla griega y de por esos rumbos.

Entonces qué carajos tiene que venir a hacer a nuestro delicioso tamal. Sería como que al Gallo Pinto le pusiéramos tofu en lugar de quesito Turrialba para ser cool o fusión. Que nadie te venga con historias de que se hace más gourmet, que le da contraste, y un largo etcétera. Dejemos esos cuentos para Albino Vargas que se pensionó antes de salir a defender una huelga.

Por último, un trío que tampoco deberías tener en cuenta al hacer tus tamalitos: Encurtido de vegetales en mostaza, huevos duros y atún. El encurtido en mostaza siento que le añadiría sabores que no conjugan con la masita, el chancho, el arroz y demás.

Lo del huevo duro lo he visto en Cartago, y aunque dicen que somos un poco raros allá, no entiendo cómo es eso de los huevos en un tamal. 

Pero eso de atún de lata hace que Prince, Michael Jackson y Amy Winehouse se revuelquen en el más allá. Simplemente es una combinación que no tiene pies ni cabeza. Una de las razones por las que el tamal lleva cerdo, por ejemplo, es porque la grasa de esta carne le aporta sabor, incluso, se recomienda costilla porque da mejor sabor, pero ¿de una lata de atún que grasa va a aportarle, el poco de aceite en que viene?

Bueno Coronadeño Tamalero, espero haberte dado una luz en medio de tu oscurantismo culinario. 

 

Atentamente

 

El Sartén Caliente

PS: No se lo tomen tan en serio, respeto todos los tipos de tamales, desde luego que esta es una historia de ficción para contarles que hay ingredientes que personalmente no me gustan dentro de un tamal.

 

 

 

 

 

Facebook Comments Box