Costillas Piratas: Lo rico puede tener un buen precio

Autor: 
Melvin Molina

Si le aseguro que puede disfrutar de un rack completo de de costillas baby back, con un excelente sabor y por un precio incluso hasta la mitad del que pagaría en algunos restaurantes ¿me creería?

Yo mismo lo dudaría. Seamos sinceros, uno sabe con base en la experiencia que un buen rack de este tipo de costillas de cerdo bien jugosas, suaves y con salsa barbacoa, tienen precios que van de los ¢12.000 en adelante.

De qué les hablo, de las costillas de cerdo de Piratas Bar and Grill, en Alajuela. Las probé la semana anterior y por eso, con propiedad, les vengo a recomendárselas y les explico el por qué.

Lo primero es el precio, ¢8.500 por el rack completo, con dos guarniciones y ya incluye los impuestos. Yo he pagado hasta el ¢16.000 colones por una opción similar, por eso es que no puedo dejar de mencionarlo de primero.

Desde luego, si el sabor es malo de nada serviría un buen precio. Por eso tengo que confesarles que tienen lo que yo busco en unas costillas de cerdo barbacoa.

Primero esta bien cocinadas, suaves. Esto significa que el hueso se desprende fácilmente de la carne, y al usar cuchillo y tenedor es poco o nada el esfuerzo necesario para dividirla y disfrutarla.

Una vez en la boca uno siente su jugosidad, son de verdad suavecitas. Con cada bocado uno descubre lo bien sazonadas que están, al punto que si usted les quita la salsa barbacoa saben bien como para comérselas así.

Ahora bien, un asunto que es cuestión de gustos: la salsa barbacoa. A mi me gustan con una buena cantidad de esta salsa con su toque ahumado. Por eso al ver que llegaron y aún no era suficiente, pedí un poco más y ellos gustosos me trajeron suficiente; eso es buen servicio al cliente.

Como guarnición pedí puré y ensaladas, aunque las opciones son muchas más. Al final la porción resultó suficientemente grande como para que un comelón como yo se sintiera más que complacido.

Otros antojos

Les cuento el chisme, la visita que hice al lugar era para probar el nuevo menú de Piratas Bar and Grill. Por eso en una misma noche aprovechamos para probar un pincho mar y tierra, para aquellos que quieren consumir pocos carbohidratos.

Por ¢7.000 IVI, llega a la mesa una combinación de camarones jumbo con trozos de sirloin (corte de carne de res) y unos mejillones cocidos al grill. Estos se pueden acompañar de ensaladas y algunas otras opciones.

Además, una doble bacon cheese ¢7.000 IVI, una enorme hamburguesa elaborada con carne Angus. Quienes saben de carne reconocerán en este tipo de torta un sabor intenso, que los que disfrutamos la carne de res valoramos montones.

Se elabora con pan de la casa, eso le da la firmeza suficiente para que uno la pueda degustar sin que este se desintegre. 

La experiencia total siempre fue buena, sin dejar de lado un detalle muy curioso y es que Piratas está en el interior de un casino, exactamente de Fiesta Casino frente al aeropuerto en Alajuela.

Nunca asistí en le pasado, simplemente porque no imaginé lo que encontraría en el interior. Y desde luego, sumado a algunos estereotipos en tornos a estos lugares.

Espero regresar a probar más platillos del nuevo menú y estoy seguro que si usted cruza la puerta verá que hay buenas razones para volver.

 

 

 

 

Facebook Comments Box