Estas son las cuatro razones por las que Freddy Díaz recomienda The Botanist

Autor: 
Melvin Molina

Hace un par de días estuvo de visita en el país el reconocido mixólogo Freddy Díaz. Una parte de su labor creando cócteles y sus premios le permitieron llegar a espacios como el Miami Herald, NBC, CBS y, Univision. También  se ha posicionado y ha ganado un número considerable de concursos de coctelería en los EE.UU.

Sin duda es una autoridad cuando de hacer cócteles se trata y como experto sabe cuáles son las mejores alternativas para crear estas bebidas. Además le gusta compartir lo aprendido.

“No se puede mantener lo que se tiene, a menos que se comparta”, aseguró

En el 2005, él comenzó a diseñar programas de cócteles para grandes hoteles y bares de alto lujo, algunos de los cuales fueron clasificados como Cinco Estrellas, Cinco Diamantes, o ambos.

En esta reciente visita al país compartió uno de sus secretos a la hora de elaborar cócteles, el uso de The Botanist. Estas son cuatro razones por las que recomienda esta ginebra.

  1. Origen natural: The Botanist es la primera y única “Dry Gin de Islay”, una remota isla hébrida de Escocia rodeada de corrientes rápidas, arrecifes peligrosos, vientos salvajes y oleaje del Atlántico característica por la producción de whiskies de una malta.  Bruichladdich Distillery, es la destilería encargada de producirla.
  2. Origen botánico: The Botanist contiene la respetable cifra de 31 botánicos orgánicamente cultivados, 9 de ellos son las clásicas bayas, cortezas, semillas y cáscaras como el coriandro, la cassia, las raíces de angélica y orris además de los 22 botánicos restantes,  los cuales son plantas autóctonas de la propia ínsula que se cultivan y recogen a mano de manera sostenible por los científicos botánicos de la marca.
  3. Origen destilado: The Botanist se obtiene mediante una destilación a fuego lento y muy baja presión en un alambique llamado tipo Lomond modificado de manera singular  y rediseñado para maximizar el reflujo, cuyo objetivo es extraer gentilmente los suaves aromas de los botánicos de Islay. Este alambique ha sido cariñosamente apodado por el maestro destilador Jim McEwan "Ugly Betty". Esta forma de destilación alarga el proceso durando hasta tres veces más de lo habitual.
  4. Su perfil de sabor: Destaca su color cristalino, en nariz las sutiles notas de hierbas y flores de verano, enebro, cilantro con matices de anís, cáscaras de limón y naranja. En boca su sabor es intenso y suave; fresco al entrar y cuando llega al paladar trasero se puede sentir la calidez y pureza con notas cítricas y terrosas.

 

 

Facebook Comments Box