Aléjese de la diabetes tipo 2 desayunando rigurosamente

Autor: 
Melvin Molina

Saltarse el tiempo de desayuno va en contra de la salud. Ya sea por costumbre o por las carreras matutinas lo cierto es que esta práctica incrementa las posibilidades de padecer diabetes tipo 2.

Un nuevo estudio de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard llega a reafirmar otras investigaciones realizadas por revistas como Circulation y Public Health Nutrition.

Según el sitio Diabetes.org la diabetes tipo 2 no permite que el cuerpo produzca suficiente insulina o las células no hacen uso de la insulina. La insulina es necesaria para que el cuerpo pueda usar la glucosa como fuente de energía.

¿Por qué es tan importante el desayuno? Milagro Mora, doctora en nutrición de Dos Pinos, comentó que luego de un largo periodo de ayuno, mientras el cuerpo duerme, es indispensable el desayuno porque ayuda a activar el metabolismo y controlar la ingesta de calorías en el día.

El tema cobra cada vez más relevancia. La Asociación Costarricense de Endocrinología, Diabetes y Nutrición tiene cifras que indican que cada año hay una incidencia de 10.6 enfermos de diabetes por cada 1.000 costarricenses. Eso la convierte en la segunda enfermedad crónica más común solo superada por la hipertensión.

 

Consejos

La doctora Mora señala algunos requisitos indispensables para que un desayuno sea saludable.

  • Cereales integrales y no refinados como panes, cereales de desayuno, galletas, tortillas de maíz y trigo, gallo pinto, entre otros.

  • Proteína baja en grasa, por ejemplo los huevos, quesos frescos.

  • Lácteos bajos en grasa, entre ellos la leche, yogurt, leche agria y quesos frescos.

  • Frutas y vegetales frescos. También se pueden incluir jugos sin azúcar agregada.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad que afecta el modo en que el cuerpo humano usa la glucosa, forma principal de azúcar en la sangre.

La glucosa proviene de los alimentos que consumimos y es la mayor fuente de energía necesaria para desarrollar las funciones del cuerpo humano.

Después del consumo de una comida, el organismo desmenuza los alimentos y los transforma en glucosa y otros nutrientes que son absorbidos en el flujo sanguíneo desde el tracto gastrointestinal.

El nivel de glucosa en la sangre sube después de una comida y pone en funcionamiento al páncreas que genera la hormona insulina y la libera en el flujo sanguíneo. Pero en las personas con diabetes, el cuerpo está impedido de producir o reaccionar a la insulina adecuadamente.

La insulina trabaja como una llave que abre las puertas de las células y permite el ingreso de la glucosa. Sin la insulina, la glucosa no puede llegar hasta las células (las puertas permanecen "cerradas" y no hay una llave para abrirlas) de manera que se queda en el flujo sanguíneo.

Como resultado, el nivel de azúcar en la sangre alcanza niveles más altos que lo normal. Los niveles elevados de azúcar representan un problema porque pueden provocar varias complicaciones de salud.

 

Facebook Comments Box