naciónsushi: Un delicioso viaje por los sabores de Asia (en Curridabat)

Autor: 
Melvin Molina melvin@elsartencaliente.com@

Desde hace unas semanas el restaurante naciónsushi abrió su segundo local, decidieron apostarle a la zona este de San José, en el Centro Comercial Cronos Plaza, en Pinares de Curridabat.

¿Aún no conocen naciónsushi? Les cuento que es un restaurante de comida asiática; encuentran platillos de Japón, Vietnam, China y Tailandia, por citar algunas de las gastronomías que se reúnen en su menú.

Una de las características que me llamó muchísimo la atención, la primera vez que los visité, es que sus platos son de verdad abundantes. A qué me refiero, por ejemplo un rollo de sushi tiene una gran cantidad de proteína (en la foto del rollo se ve mejor), algo que no ocurre con frecuencia.

En cuanto a los precios, les aseguro que bien vale cada colón (si cuando piensan en un lugar donde 100 piezas de sushi cuesten ¢5.000 con sopa y ensalada incluida, entonces este no es el lugar que buscan). A uno lo atienden bien, el lugar es bonito, tiene una decoración que nos transporta a un pedacito de Asia;  personalmente he regresado varias veces por su buena comida, por lo que es un gusto invitarlos a que lo descubran.

Pan bao con cerdo

En mi interés de probar algo diferente, me decidí por una entrada que nunca había visto. Es un pan bao relleno. Con esta opción nos trasladamos a China, donde preparan un pan con harina de arroz y para cocinarlo este se hierve, no se lleva al horno.

¿A qué se parece? Es difícil decirlo, tal vez a algunos dim sum. Lo cierto es que su masa es suave y se rellenan con distintas carnes y vegetales. Adriana Fernández, copropietaria, me recomendó el bao de cerdo (¢6.400 - incluye dos generosas porciones) y sí que le atinó. 

El relleno es carne de puerco “mechada”, se prepara en una salsa de estilo asiática con un ligero toque agridulce. La combinación ligeramente dulce con cerdo siempre - o casi siempre - suele ser una maravilla, lo bueno del bao es que resiste muy bien todos los jugos.

La carne en sí está muy bien cocida, jugosa, suave. Me recordó al pulled pork, esa receta de los Estados Unidos de carne de cerdo mechada acompañada con salsa barbacoa.

Pad Kee Mao

Su nombre es de esos que uno tiene que repetir muchas veces antes de lograr memorizar: pad kee mao. No sé exactamente qué significa, sin embargo eso no importa cuando el resultado es una buena experiencia que panza agradece.

¿Conocen el pad thai?, yo digo que es como un primo tailandés muy cercano. Tiene como base fideos de arroz, estos se acompañan de una salsa de ostiones que es muy propia de la cocina de Asia, y un ligero picante.

Cada comensal puede ordenarlo en tres versiones: Con pollo, con carne de res o de mariscos (¢9.200 - mariscos). Personalmente los mariscos me encantan, lo que me resultó muy oportuno para disfrutar de un plato con abundantes camarones, brócoli, cebollín, (mi archinémesis la cebolla), hojas de albahaca tostada y coronado con un huevo.

La salsa de ostiones tiene ese ligero sabor a “mar” que nunca he logrado explicar, quizás es su punto de sal y la combinación con el fideo de arroz es tan buena, como los tamales en Navidad y la salsa Lizano.

Me comentó Adriana Fernández que el pad kee mao es un platillo que en Tailandia se suele preparar con diferentes productos, los que van quedando en la cocina. Imagino que es, para los que desde jóvenes hemos cocinado para subsistir, como cuando uno juntaba un pedazo de pollo, un poco de salchichón, tomate, huevo y lo que se encontrara y lo revolvía con arroz.

La tradición

Un viaje a un lugar que lleva la palabra sushi en su nombre tiene que incluir este tradicional plato de la Tierra del Sol Naciente.

En este punto preferí que la anfitriona me recomendara uno de sus favoritos, porque de seguro debe de ser bueno. La respuesta fue el Roll Roys (¢9.400), un manjar para toda persona que le guste el sushi y el salmón.

Cuando lo prepararon me fui de curioso a la cocina (pueden ver cómo lo arman en el video que hice) y comprobé lo que era evidente: El cocinero de sushi usa un filete entero de salmón para elaborarlo, pero cuando les digo un filete es así, ¡sin miseria!

De hecho, si ustedes ven el rollo de lado verán que casi todo es naranja, color del salmón y muy poquito arroz. La preparación del plato continúa con queso crema, que es una fórmula tan ganadora como una cerveza fría al mediodía en Guanacaste.

Siguen el aguacate, cebollín y por el exterior más trozos de salmón y una mezcla que llaman dinamita (que lleva cangrejo y secretos de la casa) con una salsa de naranja con miel.

Cada bocado de este rollo en la boca es un a experiencia sensorial. Primero está la suavidad del salmón, un pescado tan noble que con muy poco ya sabe bien. Luego está ese momento en que todo se integra en la boca, el aguacate, el pescado, el queso crema y la salsa con notas dulces.

Al comer este rollo, recomendado entre dos personas, uno tiene la oportunidad de disfrutar de gustos ligeramente dulces junto a lo salado, todo en una proporción ideal.

Si les gusta el salmón, estoy seguro que este rollo será de sus favoritos, porque este pescado abunda en el plato. Mi recomendación es que lo acompañen con pequeñas porciones de salsa Sriracha.

Bueno amigos todos, y los que no también, me queda esperar que puedan hacer un viaje a naciónsushi, que cada plato sea un tour para el paladar y en cada rincón del menú descubran algo nuevo que probar.

Ellos abren todos los días desde las 11:30 a.m., Plaza Cronos se encuentra (a la tica) diagonal a Walmart en Curridabat. Teléfono 2271-0659. Además, recuerden que su otro local está en Escazú Village.

 

 

 

 

 

 

 

 

Facebook Comments Box