Al lugar donde he sido feliz sí quiero tratar de regresar: Bottega Privée

Autor: 
Melvin Molina melvin@elsartencaliente.com

Hay una estrofa del Flaco de Úbeda que dice que …al lugar donde has sido feliz, mejor que no trates nunca de regresar… Sin embargo, y a pesar de la admiración que siento por el Profeta del Vicio, cuando encuentro un restaurante donde la comida es buena y la atención amena entonces yo siempre trataré de regresar.

Eso es lo que siento ahora mismo cuando pienso en mi primera visita al restaurante italiano Bottega Privée, en Momentum Escazú. Fui por una invitación, pero regresaré por convicción.

El lugar es de esos donde da gusto para el tiempo. Tiene un área de terraza, pero yo personalmente creo que su interior es aún más acogedor, con sus paredes llenas de vinos y un ambiente cálido.

Su filosofía es sencilla, hacer comida italiana a la italiana. Eso se traduce en buscar la originalidad, emplear desde la pasta hecha en Italia siguiendo métodos tradicionales, hasta emplear aceites, especias y desde luego la mano de un chef italiano.

Detrás de cada preparación está el chef Domenik Maddaluno, a quién le brillan los ojos de emoción cuando se habla de cocina italiana. Él disfruta montones hablar de cómo en su país se pueden emplear pocos ingredientes en un plato, pero que en menos de expertos el resultado es un manjar.

Un último detalle antes de entrar a meterle el diente a la comida. Bottega Privée no es solo un restaurante, ellos al mismo tiempo son una tienda Gourmet donde venden productos importados de Italia, entre ellos vinos y aceites de oliva de muy buena calidad.

Una ensalada no es solo una ensalada

Hay mil ensaladas deliciosas, lo que en ocasiones falta es creatividad y conocimiento. Un buen ejemplo de una propuesta de muy buen sabor, variada y original es la ensalada de pulpo.

Los trocitos de papa fresca de Tierra Blanca de Cartago se mezclan con el pulpo cocido en agua y vino tinto, con especias frescas y un toque de limón.

El pulpo tenía una cocción perfecta, fácil de comer, sin estar sobrecocido. La mezcla con la papa, el tomate y aceite de oliva va muy bien y lo que termina de rematar el sabor es el romero. Esa hierba inesperada y de sabor intenso, hace que uno quiera recomendarla al amigo que siempre se queja de que no encuentra ensaladas de buen sabor.

Un reconocimiento extra al restaurante porque la porción de pulpo es generosa para ser una ensalada. Confiamos que siempre salga de esa forma como nos la presentaron.

Pasta fresca y carne de res

La pasta recién hecha tiene un sabor muy especial. No sé exactamente qué es, si su textura, su porosidad para absorber la salsa que se le ponga. Lo cierto es que en buenas manos sirve para crear obras de arte culinarias.

El chef Maddaluno recomendó para esta visita unos ravioli rellenos de carne de osobuco y acompañados de una salsa de azafrán.

Para quien no conoce un ravioli, le cuento que son cuadrados y siempre vienen rellenos. Los de Bottega Privée son de muy buen tamaño (los he visto en restaurantes y supermercados de tamaños más pequeños).

Hablemos de la salsa, es una combinación deliciosa de mantequilla, salsa bechamel (a veces mal llamada salsa blanca), queso cremoso y desde luego auténtico azafrán. 

La bondad de esta salsa es que no resultó muy grasosa o pesada como solemos decir. El sabor de la salsa es la base perfecta para el relleno, una carne jugosa, deliciosa que hace que uno se pregunte por qué los ticos no usamos con más frecuencia el osobuco.

Hablé de sus partes, pero el todo o conjunto una vez en la boca solo genera placer, encanto, agrado y en mi caso el deseo de que su relleno fuera aún mayor porque la carne estaba deliciosa.

Que en Italia se come carne

Pensamos fácilmente en pasta o pizza cuando nos dicen comida italiana. Sin embargo, ellos tienen amplia tradición por la carne.

El chef quiso cerrar la visita con un bistecca alla fiorentina, a la que conocemos mejor en estas latitudes como T-bone. La elaboración es a la parrilla, con una pizca de sal gruesa y pimienta; por favor pida este corte jugoso o al menos término medio, esto para que disfrute de los verdaderos sabores de la carne importada de calidad certificada.

Y bueno, si la pide 3/4 o peor aún, bien cocida, le aseguro que no tendrá la misma experiencia. Este plato se acompaña de unos dados de papa frita, muy clásico.

El vino

Quisiera resaltar el esfuerzo especial que hacen en el lugar por darle al comensal la experiencia completa. Eso se logra con la selección de un vino italiano que acompañe a la medida cada plato.

De hecho, cada plato fue maridado con un vino distinto y tengo que decir que la experiencia se hizo muy grata. 

Quiero recomendarles en especial un vino tinto, el Guerriero Della Terra 2016. Es de la bodega Guerrieri, de la región productora de vino de Marche. Emplea uvas Sangiovese y Montepulciano que va de maravilla con pasta y carne. 

Digamos que es un pequeño lujo que si puede darse hágalo, porque la recompensa es fructífera y vivirá una experiencia completa que será sin duda memorable.

Cierre

Yo definitivamente recomendaría Bottega Privée, la comida es maravillosa, el vino va muy bien y mejor aún ellos saben cuál recomendarte para cada plato y finalmente y no menos importante: La atención es muy esmerada y eso se nota en cada detalle.

Prometo volver por más, esta vez no porque me inviten, sino porque el placer de comer ahí es algo que se debe disfrutar tanto como se pueda.

Su horario de atención es de lunes a sábado, de 12 mediodía a las 10 p. m. En redes sociales los encuentran como @bottegapriveecr y además del local de Momentum Escazú (frente a Multiplaza) que visité, están en Momentum Pinares y contigo a KFC en Trejos Montealegre.

Les paso un tip. De lunes a viernes tienen almuerzos ejecutivos que por ¢4.000 incluyen ensalada, pasta o risoto, una proteína

De lunes a viernes tienen almuerzos ejecutivos, como una forma de conocer el restaurante, tres tiempos, ensalada, pasta, risoto y una proteína como pollo, atún, pescado al estilo italiano y refresco natural. 

Es una excelente forma de conocer el restaurante y de paso probar la cuchara, de seguro si lo hacen después van a querer ir por más del menú.

 

 

Facebook Comments Box