Premios Sartencitos de Oro 2018

Autor: 
Melvin Molina

Los premios menos serios del sector gastronómico costarricense llegan una vez más: Los Sartencitos de Oro 2018.

Estos son el invento más absurdo de su creador, el #foreverantojado Melvin Molina, con el pretexto de hacer un repaso por algunas comidas realmente memorables que les compartimos en el blog a lo largo del 2018.

Aclaro que son solo el criterio de quien escribe y desde luego que tienen todo el derecho del mundo a estar en total y absoluto desacuerdo.

El primer Sartencito de Oro a entregar es el dedicado a la hamburguesa más grande: El reconocimiento es para la Mole Moli.

Una mega hiper gran hamburguesa hecha con dos tortas de carne, pepinillos, queso, jamón, huevo frito, lechuga, tomate, cebolla (que desde luego yo le quité) papas trituradas tostadas, papas fritas de  Agave restaurante, en Sabana Sur 200, metros oeste del Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica, sobre carretera Los Anonos.

Una compañía íntima de las hamburguesas son las papas fritas, una delicia que merece comerse solitas.

Para este año el Sartencito de Oro en la categoría Las mejores papas naturales es para: Las papas fritas del Chef Gabriel Raffaelli y su restaurante Terruño. En Plaza Itskatzú, Local 122, San Rafael de Escazú, Costa Rica. Teléfono 2588-2227.

Lo tienen bien merecido, el premio, porque son naturales, las cortan y las cocinan con todo y cáscara. Su punto de cocción siempre es perfecto, son gruesas y además Gabriel prepara un alioli (una salsa a base de aceite y ajos, con similitudes con la mayonesa) que es mortal. Yo normalmente les pongo un extra de sal.

Quienes conocen el quehacer de este blog sabrán de sobra que su autor es un amante de la carne de res. Un trozo de carne bien madurado, término medio y con suficiente grasa intramuscular siempre lo seducirán.

Por eso nos complacemos en anunciar que el Sartencito de Oro para el corte del año es para: El asado de tira.

Son costillas de res, se distinguen en que antes de prepararlas se maduran durante varios días en un proceso que permite que la carne resulte más suave al momento de llevarla a la parrilla.

Terruño está en Plaza Itskatzú, Local 122, San Rafael de Escazú, Costa Rica. Teléfono 

2588-2227.

El 2018 me confirmó que hay un producto del mar que sigue en auge entre los ticos, por eso no puede faltar la categoría Marisco del año. El Sartencito de Oro 2018 va para: El pulpo, un marisco que asado, en sopa, salpicón, pulpo o emparedado siempre cumple.

Si se les antoja el pulpo tanto como a mi pueden visitar Porto 8 en su local de Plaza Tempo. Abren todos los días a las 11:30 a. m. , de lunes a jueves cierran a las 10 p. m. viernes y sábados cierran a las 11 p. m. y domingos a las 5 p. m.

Pueden llamarlos al teléfono 2228-1765 o buscarlos en la gran red social comoFacebook.com/porto8cr/ o en Instagram como porto_8

Este 2018 tuvo también su momento de polémica en El Sartén Caliente, nos metimos con los tacos de frente en un plato que es muy querido y sensible en el paladar de los ticos: El chifrijo.

Discutimos ampliamente si debía llevar o no arroz y al final el debate sigue abierto. Lo bueno es que nos permitió ir a probar varios y nos reconfirmó que el Sartencito de Oro en la categoría boca a la tica sigue siendo para: el Chifrijo sin arroz. 

Si desean probar uno bien bueno y sin arroz pueden visitar Restaurante Rincón Poblano, Colima de Tibás, de Pali 150 m al norte., teléfono 2236-5249.

Aún sin apartarnos de la polémica llega el momento menos amado de los históricamente famosos premios Sartencito de Oro: El ingrediente más odiado.

Este año y tras enormes discusiones el jurado le entrega este reconocimiento a la piña en la pizza. Bueno, no nos maten, pero lo cierto es que es un tema que se hizo recurrente y son más los que me han manifestado su desagrado de esta fruta en una pizza. 

Si aún así son de los que disfrutan de esta pizza entonces les propongo Pizza Al Corte 5&5, en San Rafael de Heredia. Abren de martes a jueves de 5 a 9 pm y de viernes a domingo desde el mediodía. Está 50 metros oeste de la Fuerza Pública y los pueden llamar al 2261-5255.

Y para finalizar el premio más insólito, un reconocimiento a esas comidas que tiene algo de bizarro su consumo: El Sartencito de Oro a la Comida solo para valientes.

Luego de mucho deliberar el jurado entrega el premio de forma compartida para: Las patas de pollo en formato dim sum y para los Chinchulines asados.

Recordemos que cuando hablamos de patas de pollo son literalmente eso, no es el muslo, ni la carnita, sino esa parte que está en contacto con el suelo.

Pero he de reconocer que estaban ricas, algo gelatinosas y bueno, será en el 2019 cuando haga un post de comidas no bizarras que les de todos los detalles.

Las pueden probar en Casa China una institución cultural y gastronómica que si les gusta la comida asiática hay que probar sí o sí. Queda 200 metros al este de Casa Matute. Abre todo el año, de 7 am a 2 am. Teléfono 2222-1374.

En cuanto a los chinchulines, les recuerdo que es el intestino delgado de la vaca, que se cocina en la parrilla y se disfruta como parte de un asado argentino. Los encuentran en cualquier restaurante argentino con buena cuchara.

Espero, y esto lo digo ya más serio, que el 2019 nos traiga muchas buenas y ricas aventuras gastronómicas.

 

 

Facebook Comments Box