Este sí que fue un concurso de cocina auténtico

Autor: 
Melvin Molina

En la actualidad hay demasiados concursos de cocina en televisión, principalmente de gente ajena al mundo de la cocina que buscan demostrar que pueden cocinar bien. Si usted los disfruta bien, no tengo nada en contra de estos.

Pero hoy les quiero hablar de algo muy distinto, del Master of the Craft, el concurso de la cadena Marriott Internacional, en su edición Costa Rica.

Lo diferente es que los competidores fueron tres de sus mejores chefs; cada uno de ellos trabaja en alguno de los hoteles Marriott de tiquicia y se realizó el lunes 4 de junio, en el hotel Marriott en Belén.

El ganador fue el chef Luis Diego Vega, del hotel JW Marriott Guanacaste y ahora tendrá la posibilidad de ser finalista en una final que se realizará en Estados Unidos.

Pero regresemos al concurso, les decía que lo bueno es que esta cadena de hoteles están poniendo a sus chefs a demostrar que su talento. Es una forma de motivarlos en medio de su labor de crear, supervisar, costear, manejar personal y atender las exigencias de los comensales más difíciles.

Como dijo uno de los tres jurados, que por cierto no son empleados de la cadena, este concurso permitió ver a cocineros reales cocinar como pocas veces los vemos.

El formato de concurso me pareció que explotó mucho la creatividad de los participantes. Cada uno tenía una mesa con los mismos implementos de cocina, una dotación de vegetales, vajilla y lo más curioso de todo, en el centro una caja con 3 ingredientes secretos.

Las reglas eran sencillas, tenían 30 minutos para hacer un plato que incluyera los productos misteriosos que resultaron ser: costillas de cordero, langostinos y maracuyá.

El jurado les permitió unos pocos minutos para imaginar qué hacer con esos productos y de inmediato se pusieron manos a la carne y los cuchillos.

Sinceramente, si me dicen que tengo esos ingredientes y 30 minutos seguro entro en shock, sin embargo ellos están acostumbrados a cocinar para cientos de personas en un par de horas y que cada platillo sea delicioso.

Por lo que mientras otros estábamos preocupadísimos de que no les diera el tiempo, los tres concursantes solo pensaban en cómo innovar, como hacer ver el plato lindo y de paso cómo sorprender a los jueces.

El chef Luis Diego Vega obtuvo el voto colegiado, los aplausos de cientos de estudiantes de gastronomía y empleados del hotel. Pero más allá de eso recibió la admiración de los tres jurados que le motivaron a seguir adelante.

Y aunque suene a cliché, los tres son ganadores. Ellos llegaron hasta ese punto gracias a su buena cuchara y lograr un plato gourmet en media hora solo los talentosos lo pueden hacer bien.

Además me habla muy bien de personal de los Marriott, es como ir a la segura cuando uno (sea huésped o no) tenga la oportunidad de comer en alguno de sus restaurantes.

Esperemos que el trabajo de este chef que reside en Guanacaste le permita representarnos como país. Esto porque según me explicó el siempre amable Sous-chef del Marriott Belén, Diego Rios, la final será en Washington, Estados Unidos.

Para la gran final de Master of the Craft Costa Rica, los talentos culinarios participantes fueron Francisco Sibaja del Courtyard Escazú, Luis Diego Vega del JW Marriott Guanacaste y Allan Duartez del Costa Rica Marriott.

 

 

 

Facebook Comments Box