Consejos sartenistas para disfrutar un brunch dominical AYCE

Autor: 
Melvin Molina

Cuando uno es un #foreverantojado y un #gorditoforever valora mucho los brunch, pero en especial esos donde uno puede comer todo y cuanto quiera All You Can Eat (AYCE). No sé si lo notaron, pero cada vez son más populares, hay más ofertas de este tipo especialmente en hoteles.

Además, son muy frecuentes los domingos, porque es como el día en el que uno se permite algunas licencias como mejor no cocinar o irse a dar un paseo.

Desde mi experiencia, este tipo de brunch tienen muchas cosas a su favor, algunas que tal vez no lo son tanto, pero que hay que vivir y experimentar al menos una vez al año (o al mes).

En mis años de bloguero he probado algunos de los que salí dando aplausos de felicidad, satisfecho con la calidad, con la variedad y originalidad. De igual forma abandoné restaurantes con un profundo sentimiento de fracaso y diciéndome que nunca volveré a ese lugar.

Dicho lo anterior hoy quiero contarles mis consejos sartenistas para sacarle el jugo a un brunch. Además de darles sugerencias de algunos brunch donde lo podrían pasar muy bien.

  1. Reservar o llegar temprano posible: Como quien asiste a un brunch se toma su tiempo para probar de todo, suele ser un comensal que tarda más de lo usual y eso en ocasiones hace que si llegamos sin esta reserva no encontremos campo .
  2. Primero inspeccionar la presa: No pierda el control, no ataquen lo primero que vea. Lo mejor es antes de servirse cualquier opción, primero ir a ver todo. Es muy usual que en un brunch tengan estación de ensaladas, entradas frías, entradas calientes, panes, platos principales, opciones que se cocinan al momento y postres.
  3. Decidir a qué le quiere dar prioridad: Yo soy un fan de las proteínas de origen animal, un buen corte de res o unos mariscos me matan. Por eso suelo preferir probar más platos que tengan carnes que los que suelen incluir pastas. Otras personas por el contrario mueren con un postre, y ellos bien podrían dejar pasar los cargos para al final probar los diferentes postres que suelen tener.
  4. Servirse porciones pequeñas: Personalmente pienso que es de mal gusto servirse una porción gigante. A veces en un brunch veo pasar a personas que le ponen tanta comida a un plato que tienen que hacer equilibrio para que no se les desborde camino a la mesa. Es mejor servirse una porción razonable, y si eso te gusta mucho ir por mas una o dos veces extra. Finalmente usted pagó por toda la comida que pueda comerse y no es obligatorio comérsela en una sola visita a la barra.
  5. Probar de todas las estaciones: Los chefs que se encargan de preparar el menú para un brunch busca crear platillos que suelen ir ligados a una temática como comida campesina, cocina española, peruana, italiana, por poner solo un par de ejemplos. Eso hace que traten de crear en cada estación algo que se amolde a esa idea y por eso bien vale la pena probar un poquito de todo.
  6. Comer de forma pausada: Antes muertos que sencillos. No es una competencia para ver quién termina de primero y va por más. Les aseguro que sí el brunch está programado para cuatro horas, por ejemplo, usted puede quedarse todo ese tiempo si lo desea.

Pero El Sartén Caliente también quiere ahorrarle momentos penosos, por eso los NO del sartenista durante un brunch del tipo todo lo que pueda comer:

  1. No se sirva como si no existe un mañana, o como si estuviéramos a las puertas del Apocalipsis Zombi.  Déjele eso a las personas que visitan la barra de ensalada de la pizza del techo rojo.
  2. Cambie de plato: Me gusta que entre una comida y otra, por ejemplo la ensalada y la carne, cambiar de plato. Esto porque si no el aderezo de la ensalada se va a terminar mezclando con los jugos de la carne, sus salsa (cuando aplica) y se alteran los sabores. Les aseguro que nadie se va a enojar porque usted haga ese cambio de plato entre las opciones de comida.

Suena bien eso de ir a comer rico y en abundancia. Ahora llega el momento de recomendarles algunos lugares donde ir y que les aseguro que la van a pasar muy bien.

 

El Brunch del Costa Rica Marriott

Sin duda mi favorito hasta ahora. Es que no hay queja alguna. Mi última visita fue al de Independencia con opciones tradicionales costarricenses y nuevamente fue genial.

El servicio es espectacular, tanto que lamento no recordar cómo se llama la dama que nos atendió en la mesa porque merece un aplauso por su espero en cada atención tanto a nuestra mesa como a las aledañas.

Lo segundo que me encanta es el restaurante Hacienda Kitchen, tiene una zona de terraza que le da a uno la sensación de almorzar al aire libre. 

Desde luego lo importante es la comida, siempre me deja satisfecho con su calidad y variedad. En mi visita anterior recuerdo que tenían un coctel de camarón que me encantó y repetí, lo mismo que una rica olla de carne.

 

Este domingo tienen brunch asiático de 12 mediodía a 4 pm. Pueden llamar a pedir información o a reservar al 2298-0168.

 

La segunda recomendación no es exactamente un brunch, sin embargo si es una oferta tipo bufé con varias estaciones de comida. Es el desayuno bufé de los fines de semana en el Sheraton San José. 

 

Puede pedir información u otros detalles al 4055-0505.

 

 

Por último el Bufé Tico, un brunch que el hotel Hyatt Place en Curridabat ofrece los domingos de 1 a 3. Desde luego que como pueden imaginar la oferta de platos es inspirada en la cocina costarricense. Pueden obtener información al 2518-7700.

 

Facebook Comments Box