Asia es toda tentación

Autor: 
Melvin Molina

Cuando pensamos en comida asiática casi que en lo primero que vamos a pensar es en cantonés, chop suey o tacos chinos. Sin embargo, los sabores de Asia van mucho más allá.

Por eso hoy quiero dedicarles esta entrada para hablar de tres que me encantan y que como volví a probarlos recientemente, se los voy a recomendar.

El primero es un tipo de bocadillo que los chinos comúnmente prueban al desayuno. Se llama dim sum y en realidad hay muchos tipos de dim sum, pero que en general cumplen el mismo objetivo.

Nosotros en el país, al menos los ticos, los comemos para el almuerzo y cena. Vamos a hablar de dos y no por nada en especial solo porque las probé hace poco con mi amigo Héctor Vega quien de paso probó por vez primera el dim sum.

 

El primero fue una empanada de cerdo, hongos y culantro. Está elaborada con una pasta a base de arroz y se cocina mediante vapor. El sabor que predomina es el cerdo, ligeramente condimentado, el culantro le da un gusto especial y los hongos le aportan textura en la boca. 

No fue mi favorita, no porque no sepa bien, sino porque el siguiente estuvo muchísimo mejor.

El segundo lleva por nombre empanada de carne de cerdo y camarón. Aunque para nosotros una empanada es algo similar a una media luna, en este caso se trató de una especie de canasta elaborada una vez más con una pasta de arroz, en su interior viene el relleno y la mezcla entre camarón y cerdo es una explosión de sabor. Algo hay en cómo lo condimentan, el relleno, que hace que sea delicioso y uno quiera pedir más y más.

El dim sum viene en órdenes pequeñas, de cinco o cuatro piezas. Lo ideal es pedir varias y compartirlas entre los comensales en la mesa.

 

Estas a las que hago mención son del restaurante Casa China, una institución cultural y gastronómica que si les gusta la comida asiática hay que probar sí o sí. Queda 200 metros al este de Casa Matute. Abre todo el año, de 7 am a 2 am. Teléfono 2222-1374.

El otro plato asiático del que quiero comentarles es el pad thai. Su origen es tailandés y su combinación tradicional incluye: de tallarines de arroz, huevo, salsa de pescado, pasta de tamarindobrotes de soja, camarones, pollotofu, maní y una rodaja de limón. 

 Es algo picante, lo que no a todos les gusta (a mí sí me encanta), pero lo especial es esa combinación de sabores tropicales exóticos como el limón, el camarón, el maní, la salsa de pescado. En cuanto al tamarindo en pasta, es algo que le aporta acidez, y eso nos recuerda que es un platillo con distintos puntos: salado, dulce, ácido, picante, todo en una sola fiesta para el paladar.

 

Además, la pasta de arroz tiene una textura distinta a otros tipos de pasta con los que estamos más familiarizados como la de trigo que asociamos a la cocina italiana. 

No está de más decir que es un plato que perfectamente se puede compartir entre dos personas, porque por lo general es abundante.

El lugar donde más lo he comido es en P. F. Chang`s, ellos abren todos los días en Avenida Escazú, teléfono 2208 8844.

 

  

Facebook Comments Box